5 pasos para encontrar el Codigo Cultural de tu producto
descubre el codigo cultural de tu producto o servicio

5 pasos para encontrar el Codigo Cultural de tu producto

Mucho ya se habla de Neuromarketing y la importancia que tiene éste para lanzar un producto o promocionar un servicio, con la tecnología neurocientífica a tu favor ten por seguro que será un éxito.

¡Nada más lejos que la verdad! Por favor no te dejes engañar

 

Si bien con la tecnología que utiliza el Neuromarketing tienes un gran respaldo para lanzar tus campañas de publicidad, éste estaría vacío y carente de sentido sin un estudio psico antropológico que justifique la dirección de tus campañas publicitarias.

 

Piensa en esta célebre frase: “detrás de cada buen hombre hay una gran mujer”, el Neuromarketing funciona igual, de nada te sirve un gran estudio de laboratorio con  equipos y tecnología de última generación, si no conoces a tu target, si no sabes cuales son sus miedos, sus carencias, sus necesidades y sobre todo si desconoces el código cultural de tu categoría. En sí, con la tecnología llegas a conocer el impacto emocional que genera una publicidad, pero no el porqué de ese impacto.

Psicoantropología para estudiar mercados

 

La psicoantropología con sus técnicas y herramientas de recolección de información (ver más en el artículo descubre y  evoluciona tus técnicas de Investigación de Mercados con Neuromarketing) te brinda estas respuestas y mucho más.

 

Pero lo que nos interesa hoy es el Código Cultural, ya que éste es el principal responsable de porqué las personas pertenecientes a una misma cultura tienden a actuar de manera similar.

 

El código cultural es como nuestra memoria ancestral, algo que es transmitido de generación en generación pero sin la necesidad de ser verbalizado, como lo son los mitos y  las leyendas, el código está formado por rituales y costumbres que marcan nuestra manera de sentir, pensar y actuar a nivel individual y grupal, e ahí su gran importancia dentro del  maravilloso mundo del marketing y las ventas.

 

Conocer el código cultural de tu categoría te brinda una gran ventaja ante tu competencia, y sobretodo te ayuda a posicionar tu producto o servicio en menos tiempo y recursos.

 

Por eso hoy quiero compartir contigo estos 5 pasos, que menciona Clotaire Rapaille (2007),  psicoanalista francés y consultor sobre el comportamiento del consumidor para grandes marcas a nivel internacional, con los que podrás encontrar el código cultural para tu categoría de producto o servicio.

 

 

1. No creas todo lo que te dicen

¡Todas las personas mienten! No me cansaré de repetirlo porque es importante que lo tengas presente cuando realices entrevistas,  focus group o en el peor de los casos encuestas.

 

Antes de que me digas exagerada, sólo recuerda que siempre tenemos una razón inteligente para justificar nuestros actos, sino no existirían las excusas, y es por eso que no debes creer en las razones “inteligentes” de porque compran un producto o si les gusta o no.

 

Siempre ve más allá de las palabras: enfócate en lo que sienten, quieren o necesitan, y deja de lado el creo, pienso, opino, así encontrarás lo que en verdad quieren decir.

 

2. La emoción propicia el aprendizaje

 

¿Cuántos de ustedes cuando eran niños o niñas de corta edad y veían a sus padres alistarse para ir al trabajo terminaron imitando todo lo que hacían ellos?. Y, ¿ahora que son más grandes,  acaso no lo siguen haciendo de la misma manera?

 

¡Emociones! La vida entera está llena de emociones y de momentos que generan estas emociones, algunas buenas y otras malas, pero todas ellas se convierten en improntas, que fueron aprendidas y almacenadas en lo más recóndito de nuestra memoria y por lo tanto a lo largo de nuestra vida nos harán actuar de una manera u otra.  

 

Según últimos estudios, los momentos y emociones que más nos marcan, y de por vida, se producen hasta los 7 años, por eso despertar esas emociones es la meta final que debe tener todo vendedor, y es el objetivo al que debe estar enfocado tu producto o servicio.

 

Recuerda: Emociona y conecta con el niño que todos llevamos dentro

3. Enfócate en la estructura y no en el contenido

Pensemos en un edificio con varios departamentos y por lo tanto varias familias que habitan en cada uno de los departamentos, cada familia es totalmente diferente a las otras, por lo tanto tienen su propio estilo en lo referente al decorado. Si tu visitas todos los departamentos verás que la estructura es la misma, pero el decorado (contenido) es diferente.

Lo mismo ocurre cuando analizamos el discurso en varias personas, el contenido de sus historias siempre van a variar, pero existe por debajo una estructura que se repite en todos, ya que todos compartimos una  estructura general, la cultural.

 

Y es ahí donde debemos centrarnos, buscar siempre el común denominador (como en las matemáticas), para encontrar la raíz a nivel grupal de lo que sentimos, pensamos y actuamos.

4. Improntas culturales

Como ya vimos en el punto dos, los momentos con grandes cargas emocionales se convierten en improntas, y estas se forman en su gran mayoría hasta los 7 años de edad. A esa edad sólo estamos expuestos, por lo general, a una sola expresión cultural, ya que los padres crían y educan a los hijos según las costumbres y los rituales propios de cada cultura.

 

Por ello es que compartimos dentro de un colectivo semejanzas a nivel inconsciente, muchas de las prácticas que uno realiza hoy en día, igual lo hacían sus padres, sus abuelos y hasta los tataratatarabuelos, ya que es ahí donde residen las improntas a nivel cultural.

 

5. El código dentro de cada impronta cultural

Es así que llegamos al paso 5, el último y quizá el más importante de todos, ya que en ese se engloban los anteriores pasos.

 

Recapitulemos paso por paso:  en el paso uno es importante discernir lo que dicen de lo que en verdad quieren decir, una vez discernido el discurso, en el paso dos, es importante reconocer las emociones que se producen y con esto encontrar la estructura en el paso tres, lo que nos lleva a identificar las improntas según cada cultura en el paso cuatro.

 

Con toda esta información, solo nos queda encontrar el código cultural para nuestra categoría, aquello que engloba y representa todos los deseos, miedos y necesidades de un grupo de personas que pertenecen a una misma cultura.

 

Así que no esperes más, lánzate a la ventura de conocer en profundidad a tu consumidor, con estos 5 pasos tienes todas las herramientas para encontrar los códigos culturales que necesitas para incrementar tus ventas y posicionarte no sólo en el mercado sino en la mente de tu consumidor

 

No lo dudes, nunca sabrás si funciona si no lo intentas.

 

Hasta una próxima. Síguenos en nuestras Redes sociales y mantente informado con nuevas herramientas que te harán mejor cada día.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre