¿Sabes la diferencia entre Marketing emocional y Neuromarketing?
diferencia neuromarketing y marketing emocional

¿Sabes la diferencia entre Marketing emocional y Neuromarketing?

Diferencia entre Marketing emocional y Neuromarketing. Alguna vez te has preguntado ¿Qué son las emociones y por qué el Marketing se interesa  tanto en ellas?

La palabra emoción proviene del latín “e-movere”, es decir, “ir hasta”. A partir de este concepto, existen muchas y variadas formas de definir a las emociones, pero de manera general podemos definirlas como el impulso que mueve a la persona a actuar, fomentando la supervivencia del ser humano.

El concepto de emoción abarca además la experiencia subjetiva de una persona, los sentimientos, que explican las reacciones del cuerpo ante una determinada situación. Está  reacción corporal  es la respuesta involuntaria y motora que reflejan nuestra emociones como ser la sudoración, temblor, palidez, expresión facial y postural: que en gran parte  están influidas por la cultura y el contexto donde se desenvuelve la persona.

¿Dónde se generan las emociones?

A principio  de los años 70, fue Paul McLean, quien siguiendo la teoría de la evolución filogenética,  habla sobre la concepción del cerebro “tri uno” o “tres cerebros”:

  • El cerebro Reptil: es el más primitivo de todos, ubicado en las profundidades del encéfalo responsable de la conducta automática  y  la supervivencia, gran parte del comportamiento actual se origina en esta zona del cerebro. En este cerebro el sentido del olfato es vital, ya que se dice que la raíz más primitiva de la vida emocional se basa en él.
  • El cerebro límbico: aparece circundando al cerebro reptil, dando origen al sistema límbico, que comprende el tálamo, hipotálamo, hipocampo y amígdala cerebral. Es la sede de las emociones, y por encontrarse ubicado debajo de la corteza cerebral permite una transmisión rápida de señales a la misma, con la posibilidad de controlarlas.
  • El cerebro cortical o neocortex: el es tercer cerebro evolutivo, el más moderno y diferenciador, ubicado por encima del sistema límbico, el cual, al haber evolucionado por medio del aprendizaje y la memoria, favorece la toma de decisiones más inteligentes para la supervivencia. En este estrato del cerebro se asienta el pensamiento, que permite reflexionar sobre las emociones, expresando tus sentimientos.

Para resumir la teoría de los tres cerebros, nos indica que tenemos un cerebro que actúa por instinto (reptil), otro que se deja llevar por  la emoción  (límbico) y el último que se basa en la razón (cortex), estos tres trabajan de manera autónoma sin interferencia jerárquica entre ellos, ya que éstos funcionan todos a la vez, integrados por muchas conexiones.

Diferencia entre el marketing emocional y Neuromarketing

A partir de la teoría de Mclean, en los años 90, la denominada década del cerebro, el Marketing tradicional, sustento sus conocimientos en las Neurociencias y en la Neuropsicología, dando origen al Neuromarketing, quién se ha encargado de ver cómo el consumidor actúa, siente y piensa al momento de realizar una compra o hacer una selección, facilitando la comprensión de las verdaderas necesidades de las personas y permitiendo anticipar el grado de aceptación o rechazo de un producto antes de su lanzamiento al mercado.

Desde los estudios de Antonio Damasio y Joseph LeDoux, se ha demostrado que en la aparente racionalidad de las decisiones sólo el 15 % es así, mientras que el restante 85% es tomada de manera inconsciente por nuestras emociones, donde también influyen la propia historia, la personalidad y el contexto social.

Puedes conocer el código cultural de tu producto o categoría en este artículo

Corazon del consumidor

Por ello mismo las nuevas estrategias están dirigidas no sólo a llegar al corazón de las personas y los clientes, a través de plasmar diferentes beneficios emocionales como ser:  

Situaciones de consumo en el hogar, momentos compartidos en familia, con los hijos o en pareja, aspiraciones personales, belleza, conocimiento y pertenencia a distintos grupos sociales, sino también de alcanzar la base más profunda de toda decisión de compra, los instintos, sus miedos.

Descubre todo aquello que todas las personas necesitan para sobrevivir pero no se atreven a decirlo, por lo menos no de manera racional.

Conecta con sus instintos y su cerebro reptil.

Y todo esto lo puedes lograr  mediante tecnología aplicada, propia del Neuromarketing, para medir y cuantificar las reacciones y emociones que experimenta tu consumidor.  

El Neuromarketing puede cuantificar e identificar las emociones de tu cliente para generar un marketing emocional entendiendo el comportamiento de tu consumidor.

En conclusión,  sabes ¿cómo llegar al corazón de tus clientes?, ¿cuáles son sus miedos más profundos?, te invito a descubrirlos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre